El último año no ha sido uno fácil para Chile. Vivimos la explosión de una enorme crisis social, salieron a la luz temas que estaban pendientes hace mucho tiempo y ahora vivimos una pandemia mundial que ha traído serias consecuencias para nuestro país.

 En el marco del mes de septiembre donde celebramos nuestras Fiestas Patrias, queremos orar por nuestro país. Para esto, nos aventuraremos en una nueva serie de temas titulada “Oraciones de cambian naciones”. Durante esta serie queremos enfocarnos en los componentes de las oraciones y decisiones que distintos hombres de Dios realizaron al ponerse en “la brecha” por la restauración de su propia nación.

 Te invitamos a acompañarnos durante las próximas semanas para aprender del ejemplo de cada uno de estos personajes y poder nosotros también orar para que Dios transforme nuestro país.

Domingo 06 de Septiempre

“Cómo quien habla con un amigo” – Carmen Castillo

Leer

Frente a la historia de cómo Moisés se la jugó por su pueblo más allá de su propia tranquilidad y bienestar. Habló con Dios e intercedió por su pueblo que tantas veces se había alejado y desobedecido a Dios.

¿Estamos nosotros dispuestos a movernos en el mismo sentido? A salir de nuestra zona de confort, a trasladarnos un paso más de lo que nuestra propia conciencia nos dice y a obedecer al Espíritu de Dios en los caminos que Él nos está mostrando. Sé que es difícil, sé que la dinámica de la sociedad actual nos insta a mantener el status quo, sobre todo cuando nuestra situación parece estar tranquila y en buenas condiciones. Pero parte importante del evangelio es compartir las buenas nuevas de Jesús y del cómo expandir Su Reino en esta sociedad. No debemos olvidar que nuestro mismo Señor Jesús no tuvo en cuenta su propia condición de Dios como algo a qué aferrarse, si no que renunciando a todo, decidió venir a la tierra a cumplir con el propósito que el Padre tenía para Él y así cumplir Su Voluntad, aunque esto significara dolor e incluso muerte, sabiendo que el resultado final era aún más importante que su propio sufrimiento.

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿Cuáles son los desafíos que piensas que tiene Chile en este tiempo?
  2. ¿Cómo podrías jugártela por esta sociedad e interceder por ella ante Dios?
  3. ¿Qué hecho concreto podrías hacer en este tiempo de plebiscitos y contiendas políticas para buscar la presencia de Dios en lo personal y como iglesia ECC?

Domingo 13 de Septiempre

“Un hallazgo inesperado” – pastor Alejandro Pooley

Leer

   El Rey Josías fue una buena excepción en un largo listado de los reyes de Judá que desobedecieron a Dios. Por la muerte de su padre debido a una traición debió asumir el reinado con solo 8 años de edad. Cuando tuvo edad suficiente, se movilizó a realizar reformas en su país dirigidas a erradicar la idolatría a dioses falsos en su país.

   En medio de los trámites para comenzar la restauración del templo es encontrado un rollo de la ley de Dios. El contenido de este rollo trae convicción de pecado en Josías. La luz de la Palabra alumbra su corazón y por consecuencia hay un período distinto en el reino de Judá. 

   A Josías se le promete que el juicio de Dios no vendría en su reinado. Sin embargo, el pecado de Israel era tan profundo que las consecuencias ya estaban determinadas. De hecho, si seguimos avanzando en la lectura, nos daremos cuenta que si bien Josías derribó los altares físicos, habían altares idolátricos en los corazones de las personas que no fueron derribados. 

   La historia de Josías nos debe llevar a pensar que efecto está teniendo en nosotros la luz de la Palabra de Dios. Porque solo el verdadero arrepentimiento es la base sobre la cuál se edifica la restauración, y para llegar a un verdadero arrepentimiento necesitamos que la luz de la Palabra alumbre los aspectos oscuros de nuestro corazón. Es así que corazones arrepentidos pueden transformar además su zona de influencia, familias y, como consecuencia, traer cambios concretos a su país. 

 

Preguntas para reflexionar:

  1. Lee 2 Reyes 22:8-20. ¿Qué aspectos de este relato te llaman la atención?
  2. ¿Cómo te habla este relato de manera personal?
  3. ¿Cuáles son algunas de las cosas de las cuales debemos arrepentirnos y buscar el rostro de Dios como país?
  4. En tu rol como ciudadano(a) o habitante de Chile, ¿cuáles son algunas de las formas en las que debes buscar promover la luz de la Palabra en tu zona de influencia?

Domingo 20 de Septiempre

“Intercesión activa” – pastor Eduardo Jakob

Leer

Daniel, un libro que contiene la historia de este personaje y que alienta al pueblo de Dios de cualquier época, a reconocer la soberanía de Dios sobre condiciones de vida opresivas y también en medio de ellas. Daniel sirve durante toda su vida a 4 reinos diferentes, manteniendo su identidad a pesar de ser obligado a cambiar sus hábitos, recibir entrenamiento en todos los aspectos de la cultura, en un medio donde abundaban, magos, brujos, hechiceros, astrólogos, y donde cada conquistador imponía su total autoridad y lavaba el cerebro con nuevas ideas.

En Daniel 9: 4-19 encontramos un buen modelo de oración que nos deja. Lee el pasaje y luego te invitamos a reflexionar entorno a las siguientes preguntas:

  • Siendo que Daniel no era culpable de lo que habían hecho sus antepasados, ¿Por qué habla en plural y confiesa?
  • ¿Qué propósito puede tener Dios hoy al poner a personas injustas como estos reyes en posiciones de poder?
  • ¿Cómo reacciono frente al pecado de los demás?
  • ¿Cuánto tiempo le dedico a la confesión de sus propios pecados?
  • ¿A que nos llama Dios, en una sociedad dominada por el rencor, el odio, la falta de perdón? (Marcos 10:42-45; Romanos 12:14-18)
  • ¿Qué conclusión saco para mi vida de oración por mi pueblo, por mi iglesia, por mi familia?

Domingo 27 de Septiempre

“La oración de Nehemías: una inspiración a orar por Chile” – Pastor Jorge Antileo

Leer

El domingo reciente, la oración que hizo Nehemías al enterarse de la crisis que viven sus compatriotas y la ciudad de Jerusalén, nos inspiró a orar por nuestro país. Entre algunos de los aspectos que se revisaron encontramos:

  • Orar reconociendo a QUIEN oramos.
  • Orar con información fidedigna.
  • Orar no solo pensando en mi bienestar y el de mi familia, sino el de los demás.
  • Orar reconociendo que somos pecadores y a lo mejor somos los principales culpables de las crisis que vive nuestro país.
  • Orar con Jesucristo para que con su Espíritu creador nos inspire en ser ciudadanos que aportan con un proyecto específico en o desde el lugar en donde estamos.

Preguntas de reflexión:

  1. ¿Qué tanto te afectan las crisis espirituales o físicas de tus hermanos y hermanas? ¿Lo suficiente como para orar, ayunar, hacer algo concreto?
  2. Cuando recibes noticias de lo que pasa en el mundo, de crisis humanitarias o destrucción en lugares que te evocan a espacios significativos, ¿reaccionas como Nehemías?
  3. Ante este tipo de malas noticias, ¿compartes con Nehemías el dolor y desesperación de lo que allá sucede? ¿Oras para que suceda “algo”?  ¿Estarías dispuesto a involucrarte en ese “algo”?
  4. ¿Cómo estás orando por Chile?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This